Textos

 

A LEONARDO FAVIO 

 

Leonardo Favio, te leo

la melodía y el verso

con alegría, esfuerzo,

melancolía y pasión

enamorada de un tal

Leonardo Favio, te cuento

que La Lucía no ha muerto,

tiene ruleros don Juan Moreyra

y la Plasini un desierto frente a los ojos,

al mono se lo respeta

que viene el lobo por ella

Leonardo Favio

tu tristeza es mía y algo más

unas pocas cosas mas:

cantar adentro

y afuera,

buscar la almohada

sobre la acera

morir en vano por las ideas

en una tarde de primavera

seguir cantando y que no se pueda

bajo la plancha de la sirvienta lo que se quiera,

mi amante niña, mi compañera,

Ave María, que nos comprenda

brilla una espada por tu cabeza,

Leonardo Favio, la memoria

descubre el mito en tus ojos

cruzás los ríos, las montañas,

dando la vida por el amigo

y allá en la finca te sirven caña

por la valija abandonada

sobre la falda: llorabas

por la madre y por el hijo

que ya sin dudas será un bandido:

con esta herida lo mido.

En cinco esquinas la ilusión

será antes muerta que vencida

será otra vez

será que

otra vez

será.

 

San Telmo, Buenos Aires, 2013


 

EL PROGRESO

 

Almagro

veinte pesos en el bolsillo

un novio policía y un amante criminal


tres arco iris en un mes


botox


siliconas


corpiños falsos en barrio Norte


la presión baja y el colectivo lleno


un auto por cabeza


un televisor en cada pieza


el Torino lustrado y quieto


entre las cosas de la abuela


bolsas de nylon plegadas


tapas y botellas


recortes


y noticias sobre el cáncer


insomnio


cigarrillos de verdad


mensajes de texto


do it yourself

en tren por la ventana

ya estamos llegando


es la ciudad de siempre


y está nublado


vacaciones en casa de los padres


cada terraza una pileta


aire acondicionado


meditación


el viento ama la corriente


el bretel se desata


todo está tranquilo


fiestas de cuarta


la zanja huele a podrido


quinta en fin de semana

la cárcel bien aislada

cada cuál en su casa


huellas digitales


tarjeta magnética

               la red portátil

el baúl abierto


todo es seguro


tres cuadras de estática


una antena sobre nosotros


no hacen falta drogas.


Bienvenidos al Progreso.

Boedo, Buenos Aires, 2011


 

DULCE VIDA

 

Tao

meditación sin amargura

para decir lo que hay

que decir y vivir

el presente.

Una crisis no se resuelve.

Un artista no sufre porque ama

la vida libre y el crear placentero,

confía en lo desconocido, construye

imágenes, palabras y canciones.

El silencio no existe

siempre suena el mundo.

Nada permanece ni es lo que parece:

lo que fue horrible será

hermoso después

La obra es acción.

Tener una idea, confiar en ella,

llevarla a cabo y comenzar de nuevo .

No cambiar al mundo

ni contribuir a su decadencia.

Amplificamos para ir más lejos

-no quiero dejar de oírte.

No buscar la perfección sino la excelencia.

Amar es amarlo todo.

 

 

24 de Julio, 2010
Barracas – Buenos Aires




ASESINATO DEL ROCK 

 

El rock ya no nos representa sino en parte, como el tango o la música romántica. Algo de nosotros puede ser dicho en sus términos, pero son géneros que representaron la experiencia de generaciones pasadas, no la nuestra.

 

El rock, al integrarse en todas las escalas del sistema de vida imperante, muere como canal de ideas nuevas y ocupa el lugar de la crítica dentro de la estructura del poder. Es otra oferta del discurso oficial, y atacarlo desde el Estado es parte del juego dialéctico. Creer que aún guarda algún poder de transformación es ingenuo y conservador.

 

El rock es antropofágico, y al ocupar socialmente el rol de música juvenil no permite ser desplazado. Quien tenga ideas nuevas deberá ser ingerido o pasar a la clandestinidad.

 

 El rock, como todo género envejecido, añora su vitalidad original y vive enamorado de su pasado. Se expresa en el gesto de su juventud triunfante a través de la mirada pop. Creer que lo hace a través de la sexualidad o la violencia es falso: todos los géneros expresaron su propia sexualidad y violencia.

 

A través del pop hablan los arquetipos de la sociedad espectacular, utilizando ciertos géneros del siglo pasado, como el rock o el cine.

 

El mercado del rock oculta a la novedad proponiéndose como lo siempre nuevo. Decir que ya todo está realizado es parte de su truco: lo que ha sido hecho es solo lo que ha sucedido, lo nuevo esta por hacerse y no tiene nombre

 

Te sedan con sexo, drogas, rock y tecnología.

 

Géneros como el rock pueden ser interpelados, disfrutados e incluso desarrollados mediante la tradición, pero el placer o el desarrollo de una tradición no tienen que ver con la construcción de ideas nuevas.

 

No se trata de fusionar o poner en tensión géneros y estéticas del pasado, si no de utilizarlos como herramientas para que aflore nuestra sensibilidad. Las rítmicas, los colores, el sonido, la armonía y la estructura compositiva que conocemos son instrumentos que una nueva idea puede requerir, o no.

 

Las vanguardias realizan una lectura pretendidamente novedosa sobre los géneros e ideas instituidas en un momento determinado. Los movimientos genéricos, en cambio, surgen tras una verdadera ruptura con lo establecido y dejan el dibujo de una nueva moral, pudiendo o no generar moda.

 

Para encontrar lo nuevo hay que atreverse a no formar parte de la sociedad artística imperante. Si no hay sitios donde mostrar ni medios que nos comuniquen, deberemos inventarlos. Hacer sin dudarlo, como un acto de fe.

 

En la reacción que la obra genera está el norte de nuestro movimiento: solo hay que saber oírla.

 

Una nueva sensibilidad no encuentra la manera de expresarse física y espiritualmente con facilidad.

 

La canción y la historieta son las formas narrativas de nuestro tiempo, cargan con la herencia secreta de la poesía y la tragedia, y continuarán existiendo cuando todo estalle.

 

El mundo tal cuál lo conocemos vivirá probablemente mucho menos de un siglo. Nuestra música, al igual que nuestra vida, debe dejar de relacionarse con temporalidades ficticias como el futuro o el pasado para enfrentar lo actual en toda su crudeza.

 

Cantamos nuestro idioma y vivimos nuestro sitio.

 

No nos alcanza el tiempo.

 

Rosario – Buenos Aires, Argentina
Diciembre de 2006

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s